El parto, como es y cuando realizar una asistencia

El Med. Veterinario Waldino Castellucci en CAMPO total radio nos brinda cada semana un espacio técnico para tener muy en cuenta. A traves de la Red Rural de Emisoras, de la web, la APP o el Face Live en ésta ocación abordó un tema fundamental para el criador: El parto

Compartir:

Las perdidas que ocurren desde el nacimiento al destete van de un 3 al 8%, en los primeros 10 días de nacido el ternero ocurren el 80% de estas y las distocias al parto representan el 50% de las causas que las provocan.
Con estos números vemos la importancia que reviste la correcta atención al período de partos.
Es importante saber que podemos minimizar algunos de los problemas que ocasionan pérdidas por distocias al parto, como ser en:
1· Distocias por tamaño: Con una correcta elección del padre para nuestro rodeo, ya sea de vacas o de vaquillonas. En vaquillonas realizando un tacto pre servicio seleccionando estas por área pélvica, esto es una técnica accesible al alcance de todos los productores independientemente de su escala.
2· Partos lánguidos: La correcta nutrición pre servicio es fundamental, para que la vaca para en buen estado corporal y que tenga un aporte de minerales correcto, deficiencias subclínicas de Magnesio y Calcio provocan partos débiles.
3· Condición Corporal: Al parto no deben tener un elevado grado de engrasamiento, ya que esto dificulta la dilatación del canal blando impidiendo la correcta expulsión del ternero, esto es fundamental en las vaquillonas.
Estas serían las acciones las más relevantes que podemos llevar a cabo para tener una temporada de partos sin sobresaltos. Otro aspecto fundamental a tener en cuenta ya comenzados los partos son las recorridas.
Cuando la vaca esta en proceso de parto se aparta del resto, necesita tranquilidad, por eso se aparta, por lo que debemos controlar pero manteniendo distancia suficiente para no alterarla, cualquier alteración interrumpe el procesote parto, poniendo en riesgo la vida del ternero por la prolongación del mismo.
No debemos realizar las recorridas en temporada de partos en compañía de perros, su sola presencia por instinto de conservación altera a la madre.
Si encontramos a la vaca parida, debemos curar el ombligo del ternero y asegurarnos de que haya mamado calostro, esto es fundamental para el traspaso de inmunidad de la madre al ternero.
Síntomas que nos alertan que una vaca esta por parir
• Vulva hinchada y enrojecida
• Intranquilidad
• Edema de Periné y ubre
• Aislamiento del rodeo
• Ubre hinchada
• Expulsión del tapón mucos
Fases del parto y duración
· Primeras Contracciones: Orientan al feto y le ayudan a adoptar la presentación y posición obstétricas para facilitar el parto.
Estas contracciones iniciales del útero y dilatación del cuello uterino pueden prolongarse hasta 48hs y ocurren aproximadamente cada 15 minutos con una duración de 15 a 30 segundos. Después las contracciones van aumentando en intensidad y hasta una frecuencia de una cada 3 minutos.
· Fase de expulsión: Dura de 1 a 3 horas, según el número de partos anteriores de la hembra y la velocidad de dilatación cervical, en vaquillonas puede alargarse hasta 5 a 6 hs. La primera señal que el parto comienza es la placenta (membranas fetales o bolsa de aguas) que sobresalen por la vulva como una bolsa semitransparente con líquidos y las manos del ternero en su interior. Si la placenta se rompe, se verán directamente las manos. Los líquidos placentarios contribuyen a lubrificar la vagina.
La gran mayoría de los terneros nacen dentro de las dos horas siguientes a la aparición de la bolsa amniótica o de las extremidades anteriores o posteriores. Pueden sobrevivir en el útero durante unas 10 hs si el parto no pasa de la primera etapa, esto se logra cortando la fase de contracciones suministrando clenbuterol, este inhibe las contracciones uterinas.
Si el cordón umbilical se presiona contra la pelvis, se corta la circulación sanguínea y el ternero muere, si ya tiene su cabeza en el exterior la sobrevida es corta por que no termino de expulsar totalmente el líquido amniótico y la presión del canal de parto impide los movimientos respiratorios.
En la presentación posterior o “de Patas” la presión del cordón umbilical se produce antes que en la presentación anterior por lo que debemos identificar correctamente el tipo de presentación.
La pregunta del millón es cuando debemos intervenir y cuando no.
Una vez que se ve los ollares del ternero o la cabeza, el parto esta en proceso y no debe detenerse, a esta altura se esta acercando el cordón umbilical al piso de la pelvis de la vaca, si vemos que esta “asomando” la cabeza y el parto esta detenido se debe actuar o pedir asistencia veterinaria inmediatamente. Si se trata de un vaquillona, no espere a ultima hora, es preferible pecar por cauto que espera a que sea de noche, todo lo que se haga sin luz natural es mas complicado y reviste mayor riesgo para la madre y el ternero, recordemos que una cesárea es una cirugía, con todos los riesgo que ello implica, mas si se realiza de noche.
Si se toma la decisión de “probar” sacar el ternero, primero se debe evaluar si el canal de parto lo permitirá, si comenzamos a “ayudar” al proceso del parto tirando y luego se traba el ternero porque era demasiado grande para el canal de parto de la madre, podemos provocar lesiones en los nervios que dan la movilidad a los miembros posteriores o provoca una lesión en la cadera de la madre.
Se debe realizar tracción de lo miembros anteriores, tirando de uno a la vez, con el animal de pié, traccionando de esta forma hacemos que diminuya el ancho de las paletas del ternero facilitando la expulsión del mismo.
Es importante no aplica demasiada fuerza el la tracción, se debe aplicar como máximo la fuerza de dos hombre, es demasiado riesgoso utilizar el caballo, camioneta tractor etc. Ya que no controlamos la fuerza y podemos provocar lesiones.
Una vez que logramos sacar el ternero, debemos asegurarnos de que expulse correctamente el líquido amniótico de lo pulmones y que comience a espirar correctamente, lo ideal es frotar el ternero con una bolsa o paja para estimular los movimientos respiratorios, si la madre esta en condiciones debemos dejar que ella haga su trabajo con tranquilidad, no demos colgar al ternero cabeza abajo ya que esto por la presión de las viseras sobre el diafragma impide aun mas la respiración.
Un ternero sano se para en las primeros 20 minutos, y automáticamente busca mamar, si no lo hace debemos asegurarnos calostrarlo con productos artificiales o tener a mano calostro congelado.
Entrado en un mínimo análisis económico para evaluar la conveniencia de tener asistencia veterinaria en el parto, primero vamos a resaltar que las distocias por tamaño se pueden prevenir, primero con una correcta elección del padre y en lo que refiere a vaquillonas, esta probado que realizar pelvimetria asegura entorar hembras que estén correctamente desarrolladas, con el costo de una cesárea se puede realiza pelvimetria a casi 100 vaquillonas.
No debemos sacar muchas cuentas para decidir llamar al veterinario, una cesárea tiene el valor de mas o menos el 30% de un ternero, aunque no logremos salvarlo, una vaca refugo tiene el valor de por lo menos tres cesáreas.
Med. Vet. Waldino Catellucci especial para CAMPO total
MP 11429 – wcastellucci@hotmail.com – TE: 2923-690796


Compartir: