Buenas prácticas previas al transporte para minimizar el stress

Recomendaciones del SENASA a tener en cuenta para disminuir los efectos del estrés en el ganado durante la preparación previa y la carga para su traslado.

Compartir:

Las maniobras anteriores al transporte representan situaciones novedosas y potencialmente estresantes para los animales. Estos desafíos, sumados a los propios del viaje, pueden tener repercusiones negativas sobre el bienestar de los animales, con impacto en la calidad de la carne y disminución en las ganancias. Por ello, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) brinda algunas recomendaciones a tener en cuenta para una mejor planificación del viaje y una buena preparación de los animales antes de ser transportados.
La importancia de la planificación
Previo al traslado de los animales es importante planificar el viaje, para evitar problemas tales como demoras innecesarias, inconvenientes con el clima y atascos en el tráfico. Para ello:
✓ Planificar el viaje teniendo en cuenta la duración del recorrido y el pronóstico del clima.
✓ Evitar el ingreso a las grandes ciudades en horario pico.
✓ Revisar el estado de mantenimiento de las instalaciones para la carga.
✓ Conocer la documentación necesaria, verificar que esté en regla y tenerla lista antes de cargar a los animales.
✓ Evitar realizar maniobras que puedan resultar estresantes y/o dolorosas en proximidad del viaje.
✓ Saber con exactitud a quién contactar en caso de una emergencia.
Preparación de los animales para el transporte
Preparar correctamente el ganado para el transporte es una parte vital de cualquier viaje. Bien preparados, los animales viajan mejor, están menos estresados y es menos probable que se afecte negativamente su bienestar. Además, se previenen accidentes y pérdidas económicas.
Al preparar los animales para el transporte:
✓ Evitar mezclar animales de diferentes categorías o lotes. Si se los debe mezclar, hacerlo unos días antes del viaje para dar tiempo a que se conozcan.
✓ Ofrecer un periodo de descanso al ganado recientemente reunido, antes de su carga.
✓ Registrar y comunicar la fecha y el horario en que los animales tuvieron acceso por última vez al alimento y al agua.
✓ Antes de la carga, seleccionar el ganado según su aptitud para el transporte.
Evaluación de la aptitud de los animales para el transporte
Antes de cargar el ganado, verificar que todos los animales estén listos para afrontar el viaje. Cualquier dudas, consultar al veterinario.
Los animales podrán ser cargados en el vehículo de transporte si:
✓ son capaces de moverse por sí solos o de desplazarse sin ayuda;
✓ están libres de signos visibles de lesión grave o condiciones susceptibles de empeorar gravemente durante el transporte;
✓ son hembras preñadas que no hayan superado el 90% del tiempo de gestación previsto, o no hayan parido la semana anterior;
✓ no son animales recién nacidos cuyo ombligo no ha cicatrizado completamente;
✓ pueden ver lo suficientemente bien como para caminar, cargarse y viajar sin impedimentos ni estrés severo (por ejemplo, no es un animal ciego);
✓ han tenido acceso adecuado al agua antes de ser cargados, para afrontar la duración del viaje.
Los animales considerados no aptos para viajar deben manejarse humanitariamente. En caso de corresponder, deben recibir inmediatamente un tratamiento apropiado para aliviar su dolencia o enfermedad o, cuando el tratamiento no sea posible, deben ser sometidos a un sacrificio humanitario.
Determinación de la densidad de carga
Antes de comenzar el viaje, debe asegurarse de que la cantidad de animales en el vehículo es adecuada para minimizar los riesgos.
Las densidades de carga se determinan principalmente de acuerdo con la especie y el peso corporal, pero también, debe considerar lo siguiente:
✓ categoría,
✓ longitud de lana o cabello,
✓ clima,
✓ tiempo de transporte esperado,
✓ presencia de cuernos.
La Resolución SENASA N° 581/2014 establece los límites de carga aceptables.
Cuidar el bienestar animal redunda en beneficios para todos.


Compartir: