Las máquinas agrícolas resisten la cuarentena

El último informe del INDEC marcó una caída de 8,5% en ventas de unidades en el primer trimestre de 2020. ¿Se acentuó con el coronavirus? Parece que no. Por Jorge Freites

Compartir:

Los datos del INDEC conocidos esta semana sobre las ventas de maquinaria agrícola en el primer trimestre de 2020, dejaron una proyección negativa.
El informe marcó un aumento en facturación, pero una caída de 8,5% en cantidad de unidades comercializadas respecto al mismo período de 2019.
Como en marzo último comenzó la cuarentena por el coronavirus, la primera suposición es que las ventas en el sector podrían profundizar la baja.
Sin embargo, el negocio de las agromáquinas parece haber creado anticuerpos, a juzgar por las respuestas generadas a través de un relevamiento de MaquiNAC.
Reactivación
La cuarentena comenzó el viernes 20 de marzo y la industria de máquinas agrícolas recibió la autorización para volver a la actividad el viernes 3 de abril.
Los días sin producción y la necesidad de trabajar con protocolos de bioseguridad representaron trabas en el aspecto fabril.
En el terreno comercial, sin embargo, el impacto se amortiguó por un conjunto de factores.
“Hay una buena cosecha y los concesionarios compraron equipos. Tienen más tiempo para ver listas de precios y promociones. En otro momento, a lo mejor sólo piden lo que necesitan”, describe Adrián Hang, Responsable Comercial de Bernardín.
“Además, por cuestiones impositivas, hubo productores que decidieron capitalizarse y comprar máquinas”, agrega.
Desde Fertec tienen una mirada similar. “La reactivación es muy buena, potenciada por la necesidad del productor de calzar pesos. Las ventas vienen mejor de lo que se podía esperar, definitivamente”, indica Luis Meineri, Gerente Comercial de la empresa.
Sembradoras
En uno de los rubros esenciales para los fierros del campo, las perspectivas son alentadoras, con los debidos matices.
“Dentro de todo, venimos bastante bien”, remarca Marcela Silvi, titular de Erca.
“De todos modos, hay incertidumbre por la espera de activación de los créditos, porque hay operaciones de Expoagro que todavía no se cobraron”, agrega.
En Agrometal, evaluando el contexto, también se considera que el panorama se sostiene.
“Dada la producción difícil con los protocolos de bioseguridad y que lo mismo hacen los proveedores, con la misma dotación de personal se produce el 60% o 40% de lo que se producía antes”, puntualiza Sergio Di Benedetto, Gerente Comercial de la empresa.
“Teniendo en cuenta eso y con varios días sin fabricar nada, las ventas son buenas porque claramente se fabrican las cosas vendidas. Las dudas pueden estar en la rentabilidad”, aclara.
En otras firmas referentes del sector se repiten las reflexiones positivas sobre la marcha de las ventas.
“Las operaciones vienen mejor de lo previsto e, incluso, mejor que el año pasado”, acota Marcos Torrealday, Gerente Comercial de Crucianelli.
“Estamos muy bien, con muchas ventas y trabajando con la planta a pleno”, expresa Ignacio Tanzi, Director de la firma de Arequito (Santa fe).
En Pierobón también advierten mayor actividad en la comercialización de sembradoras.
“Desde hace quince días las ventas se reactivaron y van muy bien, especialmente en Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba”, manifiesta Carlos Bossio, Responsable Comercial de la empresa.
Movimientos
También otros segmentos de la industria experimentan un período mejor al que hacían presumir las circunstancias.
Una pyme como Tecsar está trabajando a buen ritmo. “No sentimos la cuarentena y vendemos muy bien”, dice Damián Ramonda, su titular.
Las mismas respuestas surgen desde Altina y Amazone y se replican en Metalúrgica Oberto: “Las ventas no aflojaron nunca”, subraya Maciel Oberto, directivo de la firma cordobesa.
Otro rubro esencial como la pulverización sigue moviéndose en medio de cuestiones adversas.
“Estamos mejor de lo que se podía esperar. Realmente desde Expoagro para acá estamos con más demanda”, comenta Marcelo Blanco, Gerente Comercial de Jacto.
“Sólo esperemos que el financiamiento no se corte. Estamos haciendo mucho esfuerzo con financiación propia para poder ofrecer al cliente una financiación directa y ágil”, añade.
“Realmente, todo tracciona positivamente; no sólo la parte agrícola tradicional que es la más normal, sino también algunas de las economías regionales que buscan, con los pocos pesos que generan, una reserva de valor invirtiendo en máquinas”, indica Blanco.
Optimismo
En algunos casos, una dificultad para vender residió en el período sin fabricación y en ciertos impedimentos que causa la cuarentena.
“Las ventas vienen bastante bien, mejor de lo que se esperaba; tenemos muchas consultas”, manifiesta Juan Césere, Director de Agromec.
“Pero con el tema de la cuarentena, están complicados los proveedores de materia prima, lo que hace retrasar las entregas”, agrega.
“No obstante, la intención sigue estando vigente. Hay ventas que pueden estar frenadas por la cuarentena, pero no por la intención de los clientes”, indica Césere.
En Comofra, el contexto resulta “mejor de lo esperado. Por suerte, las ventas se sostuvieron. Si no ocurría lo del coronavirus, quizás íbamos encaminados a un año récord”, estima Matías Pescara, Gerente Comercial de la empresa.
Propicio
A su vez, José Luis Morena, Gerente Comercial de Pla, traza un diagnóstico favorable: “En general, las ventas están bien. Son similares a la primera parte de 2019”.
En Yomel consideran que el panorama “no es malo”.
“Después de Expoagro y del problema de la cuarentena, en abril se comenzó a reactivar la actividad con los créditos”, puntualiza Andrea Médica, Responsable de Comunicaciones de Yomel.
“Se reflotaron varias proformas y cerramos negocios con los bancos Provincia, Nación y Galicia”, agrega.
“Se están haciendo cotizaciones a diario y hay muchas consultas, principalmente sobre equipos de fertilización y henificación”, expresa Médica.
Desde Víctor Juri observan una reanimación de las operaciones.
“Se están monetizando lenta pero sistemáticamente los créditos del Banco Provincia. Lo que es muy bueno”, dice Paula Juri, directiva de la empresa.
“Hay varias consultas y tenemos que ver qué se cierra. Estamos trabajando para cumplir con la entrega de ya pautado. Estamos vendiendo bastante el Microfert”, destaca.
Verdes
En un negocio como es el de los equipos para mantener espacios verdes, los resultados sorprenden.
“Vendimos muchísimo en abril”, señala Franco Rolandi, titular de Roland H.
“Abril fue un mes récord en facturación. Vendimos un poco más de tres veces por encima de lo que vendimos en abril de 2019. Y la inflación no fue tanta”, agrega.
“En mayo seguimos vendiendo muy bien a pesar de que es un mes en el que empieza a mermar el negocio porque no crece el pasto”, remarca Rolandi.


Compartir: