Puerto Quequén continúa mejorando sus registros de calado

Zarpó el buque Ocean Emperor con 13,7 metros y eso es un reflejo concreto de los beneficios de la obra de dragado de profundización.

Compartir:

Puerto Quequén continúa registrando nuevas marcas de calado de salida en sus embarques. El pasado martes el buque granelero Ocean Emperor, bandera de Liberia, zarpó con destino a Indonesia con una carga de 67.777 toneladas de trigo y un calado de 44,11 pies, equivalente a 13,7 metros.
El Gerente General del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Oscar Morán, afirmó que “estamos demostrando con hechos concretos la mejora continua de nuestras condiciones operativas”.
“Tenemos asegurado el dragado de mantenimiento por los próximos siete años, lo cual nos brinda la previsibilidad para proyectar en nuestro puerto estos embarques de gran calado en el mediano y largo plazo” resaltó Morán.
Con una eslora de 225 metros y una manga de 32,26 metros, el buque arribó con una carga de 40.810 T proveniente del puerto de Arroyo Seco, Santa Fe, y amarró con un calado de 33,02 pies en el giro 3 de la estación marítima el domingo 9 de febrero a las 10.28 horas, para iniciar su operación el lunes 10 a las 7.36 de la mañana.
Dos días después, tras un embarque top off de 26.967 T, completó sus bodegas el 11 de febrero a las 16:25 horas y zarpó a las 20.05 con una marea tabulada de 1,40 metros y una marea real de 0,98. Dicha diferencia de 42 cm en el nivel de pleamar es un indicador positivo que pone en valor aún más las condiciones de navegabilidad y seguridad náutica de Puerto Quequén.
La operación de ingreso fue realizada por el práctico de puerto Capitán Guillermo Zimmermann, mientras que el egreso contó con el practicaje del Capitán Christian Meyer Arana. En ambas ocasiones, asistidos por los remolcadores Rúa Don José y Diamond Cay.
Se realizó en el giro 3 a través del elevador de la Asociación de Cooperativas Argentinas ACA, con la coordinación de la agencia marítima Brisamar y la agencia de estiba Trimar, el exportador Cargill, y el trabajo mancomunado de los gremios y los organismos de control.
Vale recordar que el 4 de enero, el navío Cape Kennedy, con un embarque de 70.900 T de trigo, dejó Puerto Quequén con un calado de 13,20 metros.
Asimismo, la estación marítima había comenzado febrero con un doble récord de tonelaje y calado de salida, cuando el buque granelero United Sapphire, zarpó el lunes 3 de febrero con 82.147 toneladas de trigo y un calado de 44,03 pies, equivalente a 13,5 metros.
Las menores dimensiones del Ocean Emperor, en comparación con el United Sapphire (eslora de 229 metros y manga de 38 metros), hasta entonces récord de calado, le permitieron salir con mayor calado, pese a su menor tonelaje.


Compartir: