Trigo se escribe con T de Tres Arroyos

La región es líder en volúmen de producción del cultivo de Invierno

5
Compartir:

Se habla siempre de la importancia que representa la producción de trigo para Tres Arroyos, y a su vez, la relevancia que tiene nuestro partido dentro del escenario nacional triguero. Ese discurso instalado ya desde hace décadas encuentra fundamentación estadística y en cifras oficiales. En un hipotético ranking de volumen producido por campaña, Tres Arroyos ocupa los cinco primeros puestos.
La Dirección Nacional de Estimaciones Agrícolas (DEA) tiene cargadas en su página web distintas variables de las últimas 51 campañas de todos los cultivos extensivos, datos que pueden discriminarse por provincias y también por distritos y departamentos. A partir de esas cifras, que incluyen producción, superficie sembrada, superficie cosechada y rendimiento promedio, se pueden realizar distintas comparaciones y también armar un ranking, por ejemplo, para conocer qué distrito produjo más trigo en cada ciclo.
Se armó el ranking de producción de trigo que arrojó como resultado un liderazgo absoluto de Tres Arroyos. Los cinco mayores volúmenes de producción por parte de un distrito o departamento correspondió a nuestro partido. Se trata de las campañas 2003/04, con 884.440 toneladas cosechadas; 2004/05, con 837.400; 1997/98, con 814.800; 2000/01, 804.000; y 2001/02, 800.000. En esas cinco campañas, además como dato interesante para dimensionar el peso local en el mapa triguero, la producción tresarroyense significó entre el 5 y el 6,2% de la cosecha argentina de trigo.
Si el ranking se extiende a los primeros 20 puestos analizando desde la campaña 1969/70 hasta el ciclo pasado, Tres Arroyos figura también en los puestos 10, 11, 18 y 19. Se trata de las campañas 1982/83, con 752.000 toneladas; 2010/11, 744.276; 2011/12, 696.335; y 1999/00, 690.000.
Otro dato interesante que surge es que los departamentos con los que intercala Tres Arroyos las mayores producciones en los primeros 11 puestos tienen más de 1.100.000 hectáreas de superficie, casi duplican a la extensión de nuestro partido. Hablamos de Unión de la provincia de Córdoba y de General López de Santa Fé. Hay que recordar que Tres Arroyos no llega a las 600.000 hectáreas. Y si nos referimos a superficie sembrada, del ranking que se puede conformar a partir de los datos de la Dirección Nacional de Estimaciones Agrícolas, Tres Arroyos figura en los primeros diez puestos, pero muy lejos de la supremacía que tiene en producción. Ocupa el tercer escalón por las 274.000 hectáreas que se sembraron en la campaña 1983/84; y en el quinto, por las 265.000 que se implantaron en el ciclo 2004/05. El departamento cordobés de Marcos Juárez se ubica en la primera posición con las 350.000 hectáreas que sembró en la campaña 1980/81; la segunda ubicación es para el santafesino General López, que en el ciclo 1996/97 implantó 300.000 hectáreas.
A la hora de analizar los rendimientos promedio, Tres Arroyos no figura en los 30 primeros puestos.
Trigo candeal
La historia de la gestión del trigo candeal es otro dato que ratifica que Tres Arroyos es sinónimo de trigo.
Con emoción, Roberto Vassolo suele recordar como su tío abuelo introdujo el trigo candeal en la Argentina. La historia dice que en 1914, Emilio Vassolo consiguió un puñado de trigo de una variedad que la familia conocía de Italia, que se llamaba “sarabola”, y que en la Argentina nadie sabía de su existencia.
Lo sembró junto a su hermano en el establecimiento El Médano, en Orense. Y tras varios años de una multiplicación artesanal, limpiando grano por grano, se llegó a la cantidad necesaria de kilos que les permitió realizar una siembra extensiva. Así se fue multiplicando, sembrando en los otros campos y comenzó a hacerse famoso en los molinos argentinos porque tenía una muy buena calidad.
Ese fue el origen del cultivo del candeal en Tres Arroyos y en el país. Y en 1921 la Argentina hizo una exportación a Italia con el nombre de “Trigo Vassolo”, y a partir de eso se comercializó durante muchos años y en varios países. (LVP)


Compartir: