¿Otro golpe al campo? ¿Impuestazo provincial?

Cómo es la escala progresiva para el pago del Inmobiliario Rural tras anuncio de la Ley Impositiva. ¿Se aprobará?

Compartir:

La Ley Impositiva que envió el gobernador Axel Kicillof incluye un esquema de progresividad para el Impuesto Inmobiliario tanto urbano como rural con subas que van desde el 15% para las propiedades de menor valor hasta del 75% para las de mayor valor.
Desde el Gobierno afirmaron que, en promedio, las actualizaciones están por debajo de la inflación y negaron que se trate de un “impuestazo”.
“Los aumentos del 75% son muy puntuales y para las propiedades de mayor valor solamente, que es un porcentaje muy reducido”, dijo el director ejecutivo de la Agencia de Recaudación Bonaerense (ARBA), Cristian Girard, y amplió que se trata de propiedades cuyo valor fiscal es superior a los tres millones de pesos.
En esa línea, el jefe de Gabinete Carlos Bianco, detalló que solo 300 productores bonaerenses pagarán el porcentaje más alto de los aumentos progresivos del Inmobiliario Rural, es decir, el 75%.
Mientras que en el caso del Inmobiliario Urbano, quienes afrontarán esa suba serán el 7% de los propietarios bonaerenses. Según se desprende del proyecto, que buscará tratarse este jueves en la Legislatura, el tributo rural por escalas será el siguiente:
· 15% cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de la tierra libre de mejoras sea de hasta $260.870 inclusive.
· 35% cuando supere los $260.870 y hasta $816.075 inclusive.
· 55% cuando sea superior a $816.075 y hasta $3.000.000 inclusive.
· 55% cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de la tierra libre de mejoras sea superior a $3.000.000 y la superficie de la tierra libre de mejoras sea inferior o igual a 2.000 hectáreas.
· 75% cuando las valuaciones de la tierra libre de mejoras sea superior a $3.000.000 y la superficie de la tierra libre de mejoras sea superior a 2.000 hectáreas.
Desde el Gobierno afirman, además, el pequeño productor pagará en 2020 menos que en 2019. “A partir de la segmentación de los propietarios rurales, según el tamaño y valor de sus propiedades, se garantiza que el impuesto sea, en términos reales, menor al del año pasado para quienes cuentan con una menor capacidad contributiva”, aseveró el ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez.
“Y eso es importante, porque es apoyar a la producción a aquellos estratos que estuvieron con mayores complicaciones este año, pero además de esa segmentación, lo que hicimos es generar para algunos casos específicos una exención de impuestos, productores que no van a pagar directamente este impuesto y tiene que ver con explotaciones de menos de 50 hectáreas, están exentos, y en el caso de los tambos, hicimos la exención a menos de 100 ha. y 150 ha. de manera parcial”, precisó. (DIB)


Compartir: