El CNA y el mito de los terratenientes

LA cifra es contundente. El 54% del total de productores en el país tiene menos de 100 hectáreas. En tanto los que tienen entre 100 y 500 hectáreas llegan al 25% del total.

Compartir:

Debieron pasar 16 años para que la Argentina volviera a tener cifras oficiales y fiables sobre lo que ocurre en el sector agropecuario.
Por el fallido relevamiento de 2008, que fracasó por llevarse a cabo durante la protesta del campo contra el gobierno de Cristina Kirchner por la implementación de la Resolución 125, hay que retroceder hasta 2002 para encontrar datos oficiales.
Y son otra vez las retenciones y todo lo que se ha generado a partir de las nuevas medidas que implementará el flamante Gobierno es muy interesante repasar lo que el censo nos dejó. En el CNA 2018 se barrieron un total de 206,7 millones de hectáreas en 594.064 terrenos.
Se censaron 250.881 explotaciones agropecuarias (EAP) con 480.191 parcelas. Se identificaron 222.201 EAP con límites definidos con 470.257 parcelas, 22.506 EAP sin límites definidos con 26.059 terrenos sin límites y 6.174 EAP mixtas con 9.934 parcelas y 7.445 terrenos sin límites definidos.
Esos son los números generales del terreno relevado, y al comparar con las cifras de 2002 cae la primera conclusión contundente, y también preocupante, el sector agropecuario se vio atravesado por un fuerte proceso de concentración. Se produjo una reducción de un 25,7% en la cantidad de explotaciones agropecuarias.
De poco más de 333.000 explotaciones se pasó a 250.881, con límites definidos. Y el tamaño promedio pasó de 520 hectáreas a 627 hectáreas. Como dato más rico surge que apenas el 1% de las 250.000 explotaciones registradas manejan casi el 40% de las tierras productivas del país. Estos 2500 grandes productores (probablemente la mayoría son figuras jurídicas) surgen de la suma de los dos últimos segmentos de la segmentación de las EAP según su escala productiva.
Es decir, de los 1.610 establecimientos que tienen entre 10 mil y 20 mil hectáreas cada uno (suman 23 millones de hectáreas) y las 863 explotaciones que tienen más de 20 mil hectáreas (representan otras 34 millones de hectáreas). La suma de ambos subsectores llega a casi 58 millones de hectáreas, que equivalen a más del 36% de la superficie censada, que llegó a 157 millones de hectáreas.
La mayor cantidad de EAP está en la franja de las 100 a 500 hectáreas. Son 57.856 productores que representan el 25% del total y que suman 14 millones de hectáreas. Se trata de una medida de superficie que aún en las mejores zonas productivas del país apenas alcanza para sobrevivir.
Es la clase media agropecuaria y representa, según lo dijo Jorge Todesca, ex Director del INDEC, en la presentación de los datos, “un desafío a relatos, discursos y preconceptos largamente asentados sobre la estructura del sector”.
El club de menos de 100
Del relevamiento también surge el gran universo de productores que trabaja o realiza actividades en menos de 100 hectáreas. En total, se trata de unas 124.000 explotaciones que representan el 54% del total, pero que manejan apenas 3,5 millones de hectáreas, es decir, el 2% de la superficie productiva.
La discriminación indica que hay unos 31 mil micro productores que tienen hasta 5 hectáreas y que suman 74 mil hectáreas. Otros 15 mil mini productores que poseen de 5 a 10 hectáreas y trabajan 118 mil hectáreas. Unos 28 mil pequeños productores de entre 10 y 25 hectáreas, que totalizan 507 mil hectáreas. Otras 24 mil explotaciones medianas de 25 a 50 hectáreas que suman 920 mil hectáreas. Y casi 25 mil productores también Pymes que forman el segmento de 50 a 100 hectáreas y reúnen en conjunto 1,9 millones de hectáreas.
Hay que aclarar que estos segmentos en algunos casos pueden pertenecer a empresas muy modernas y sofisticadas que realizan producciones intensivas. Ya como ex funcionario, Todesca volvió a poner sobre el tapete los datos del CNA 2018 una vez conocido el incremento en las retenciones.
Lo hizo vía twitter: “Tenemos 182.613 explotaciones agropecuarias de menos de 500 hectáreas (80%) y 45.762 de más de 500. El 84% son manejadas por los propios productores y la enorme mayoría vive en sus explotaciones. O sea una enorme base de pequeños y medianos productores. Es decir, tenemos un universo heterogéneo, con muy diferente capacidad contributiva, en una gran proporción muy afectados por insumos dolarizados”.
La pregunta del millón es si el nuevo Gobierno habrá revisado los datos del CNA 2018 para decidir las medidas de las últimas horas. (LVP)


Compartir: