Podrían cosecharse 193 millones de toneladas en 2030

Es la prospectiva hacia el 2030 que se realizó desde el Ministerio de Agricultura de Nación

Compartir:

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, a través de la Subsecretaría de Agricultura, presentó la metodología de Prospectiva Agrícola 2030, una herramienta institucional para las principales cadenas productivas extensivas, lograda a partir de la articulación público-privada.
El subsecretario de Agricultura, Luis Urriza, destacó que “la Prospectiva Agrícola 2030 es una herramienta de planificación y gestión público privada muy concreta que nos permite a todos los actores hacer un seguimiento del avance y el desarrollo de la agricultura extensiva argentina; a través de ella se abre la oportunidad de contribuir muy fuertemente a las políticas de estado a largo plazo, que son tan necesarias para el país”.
El objetivo del trabajo es establecer metas cuantificadas y verificables, mediante un proceso iterativo que logre definir y priorizar las políticas y acciones necesarias para alcanzar dichas metas.
El primer paso realizado fue modelar tres escenarios de crecimiento agrícola, medido en toneladas producidas de maíz, soja, trigo y “otros cultivos”.
Estos tres modelos están basados en diversos antecedentes como el Plan Estratégico Agroalimentario 2020 (PEA), estudios técnicos públicos y privados, y trabajos previos realizados desde el Ministerio. Los tres modelos son “escenario Base”, “escenario de Mejora Obtenida” y “escenario de Mejora Potencial”.
El escenario Base corresponde a la producción que habría sido obtenida con políticas previas a la gestión iniciada en diciembre de 2015.
El escenario de Mejora Obtenida es aquel que describe el crecimiento tendencial debido al marco político, tecnológico y económico favorecido por la actual gestión.
El escenario de Mejora Potencial es aquel que representa el crecimiento de producción esperado con todas las políticas priorizadas ya implementadas desde lo político y lo económico, e incluye el impacto de las mejoras tecnológicas; se trata del escenario más optimista.
A partir de esto, para conseguir alcanzar el escenario de Mejora Potencial, desde la Subsecretaría se identificaron variables influyentes que fueron analizadas y priorizadas por diferentes actores (ASAGIR, MAIZAR, ArgenTrigo, AcSoja, AACREA y AAPRESID) e instituciones gubernamentales (INTA, SENASA).
Una vez definidas las variables y su impacto, se volcaron los resultados en la matriz de cálculo de la evolución de producción. El peso relativo expresado en porcentaje se transformó en toneladas extras producidas por cada variable influyente analizada.
En base a ese análisis, a cada variable se le asignaron políticas públicas y acciones concretas, que serán monitoreadas por todas las entidades participantes.
Esto implica revisión de las metas de superficie y producción, incorporación de nuevos indicadores y mayor precisión, análisis de las políticas implementadas y su cumplimiento, y reformulación de variables, entre otras.
Escenarios analizados
El primero de los escenarios analizados se refiere a la producción que se hubiera obtenido con políticas previas a la gestión de Cambiemos.
En este caso se definió una producción de 121.100.000 toneladas. En el segundo de los escenarios, el correspondiente a mejora obtenida, hay una descripción del crecimiento tendencial debido al marco político, tecnológico y económico favorecido por la actual gestión, y que refleja una cosecha que pasa a 168 millones de toneladas.
Y en el caso de mejora potencial, que representa el crecimiento de producción que se podría generar en 2030 con todas las políticas priorizadas ya implementadas desde lo político y económico, y que también incorpora el impacto de las mejoras tecnológicas, se podría obtener una cosecha total de 192.900.000 toneladas.
Según explica el informe, “la diferencia en producción entre el escenario de Mejora Obtenida y el escenario Base, está basada exclusivamente en los parámetros de avance tecnológicos en genética, fitosanitarios, seguros agrícolas, biotecnología, etc. Por otro lado, la brecha de producción esperada entre el escenario de Mejora Potencial y el escenario de Mejora Obtenida se explica a través del peso relativo de cada variable influyente analizada”.


Compartir: