Preocupa a exportadores el alto nivel de faena de animales jóvenes

Según datos de faena del Consorcio ABC, la composición de la matanza restaría posibilidades a la expansión del rodeo.

Compartir:

“En los primeros diez meses del mes, el total sacrificado fue de 11.5 millones de cabezas, 3% por encima de igual lapso de 2018. Mientras que se acumulan en los últimos doce meses casi 13.8 millones de cabezas, 4% mayor al promedio 2002/18, pero 6% menor al promedio de 2005-2010”.
El análisis lo realizó Mario Ravettino, responsable del Argentine Beef Corsortium (Consorcio ABC), la entidad que agrupa a los frigoríficos exportadores.
El salto verificado de los últimos meses revirtió el proceso que se venía observando en esta variable, con tasas acumulativas negativas respecto de 2018 y redujo la brecha con los altos niveles alcanzados entre 2005-2010.
Por el momento, el total acumulado equivaldría a una tasa de extracción del 24%, asociada a un nivel de equilibrio del stock.
A octubre de este año, la producción de carnes bovinas sumó 2.6 millones de toneladas peso gancho, 3% por más que la acumulada en igual lapso de 2018. En los últimos doce meses, alcanzó 3.1 millones de toneladas peso res y en un 75% se destinó al abasto interno.
El consumo per capita de carne bovina promedió los 52 kg entre enero y octubre de 2019; 9% menor al registrado en igual lapso del año pasado, estimando un volumen proporcional de exportaciones para octubre de 2019.
Respecto al mes de octubre individualmente, Mario Ravettino, expresó: “en términos absolutos, en octubre, se han sacrificado alrededor de 100 mil cabezas más que en septiembre pasado debido a la mayor cantidad de días operativos. Cuando se elimina ese factor, se observa que luego de subir un “escalón” a mediados de año, la faena se ha mantenido relativamente estable, aunque superando los registros de la primera mitad de 2019 y a los de igual lapso de 2018″.
“Esta evolución ha permitido compensar la caída que se observó a comienzos de 2019 y registrar un incremento moderado (alrededor de 300 mil animales) respecto de 2018”, agregó en el informe que publicó SuperCampo.
Por otra parte, cabe destacar que la participación de hembras en la faena total ha vuelto a retroceder. Luego de alcanzar un 52% en mayo, comenzó a descender hasta un 46%. Desde el Consorcio ABC indicaron que el cambio instrumentado en el sistema de clasificación y tipificación no permite analizar acabadamente su evolución, aunque no deja de ser significativa.
“La caída observada en la participación de hembras fue consecuencia de una menor matanza de vacas, categoría cuya faena ha venido reduciéndose en los últimos cuatro meses, tendencia que no fue compensada por el crecimiento tanto en términos absolutos como relativo de las vaquillonas”, dijo Ravettino. “La contrapartida de ello fue una mejora relativa de los machos, particularmente novillitos, que representaron el 41% de la faena total, mientras que la categoría de novillos se ha mantenido dentro de guarismos más acotado”, agregó”.
Pese a la evolución reciente en los primeros diez meses de 2019, el aumento de alrededor de 300 mil cabezas registrados en la faena total se explica por la contribución de las hembras, que compensó la reducción en la faena de machos. Mientras que las primeras sumaron 561 mil cabezas más que en 2018, los machos retrocedieron en 245 mil cabezas.
Finalmente, cabe destacar que al comparar la faena de octubre de 2019 con registros anteriores, desde el Consorcio ABC indicaron que se advierte un aumento del 8% respecto de doce meses atrás y del 6% en relación al promedio de octubre en 2002-2018. En este orden de cosas, se rescata que el nivel alcanzado es el más alto desde el año 2009. (NAP)


Compartir: