El ovino, en la búsqueda de cambiar su destino

Se llevó a cabo la 2º Jornada Ovina Regional en el establecimiento LAs 3 R, en la zona del Pje. Las Mostazas en Coronel Pringles. El Dr. Raúl Errasti del Ministerio de Agroindustria dialogó con los medios.

Compartir:

Uno de los grandes problemas que tiene el sector entre tantos, así como hoy analizamos fortalezas y otras cuestiones, es la informalidad. “Nosotros cuando trabajamos en este diagnostico del sector y nos encontramos con productores e industriales, es increíble porque cuando hablamos con los productores nos dicen que faltan frigoríficos y cuando hablamos con los industriales nos dicen que lo que faltan son los corderos. Es decir, estamos todo en el mismo lugar y no nos encontramos. Entonces, cuando haces el diagnóstico te das cuenta que lo que falta es información”, destacó el Dr. Raúl Errasti del Ministerio de Agroindustria.
En el marco de la Segunda Jornada Ovina realizada en “Las 3 R”, un campo del partido de Coronel Pringles, el funcionario festejó que los productores estén inquietos en la búsqueda de soluciones. “Lo que les proponemos o lo que les vinimos a proponer es que se junten con nosotros que trabajamos con la Mesa Ovina Nacional y sentar en la mesa al que sigue adelante en el negocio que es el que vende la carne. De esa manera, todos vamos a tener un negocio rentable”, aseguró
– Además, faltan muchos conceptos, el hecho de que estamos produciendo un producto alimenticio y debemos comenzar a asumir esta responsabilidad
– Sí, tal cual, a veces uno está en el campo y se olvida que lo que está haciendo es un alimento. Está criando sus corderos, sus vacas y después lo va a estar consumiendo cualquier persona del mundo, porque nosotros siempre nos pensamos que somos productores de alimento para el mundo. En ese contexto tratar de manejar una cadena en la informalidad, hoy el contexto mundial nos deja afuera.
Entonces, tenemos que entender que la seriedad en los registros en el tipo de producción hoy es fundamental. Para eso, estamos tratando- desde Nación y desde las provincias- de acercarnos al productor, estar en territorio, para poder trabajar en conjunto y generar una sinergia para entender que estos son productos que deben llegar de la forma más inocua y más segura a la mesa de todos los argentinos y de todos los consumidores.
– Mencionaste tres métodos de comercialización con números muy claros de hacia donde hay que ir: al barrer, en peso vivo y al gancho. Indudablemente hay que buscar el mejor número.
– Hay que buscar el mejor número como en todo lo que hacemos. Yo le digo a los productores de esta zona, que generalmente son agroganaderos y tienen otro tipo de producciones en el campo, que hay que ser tan eficientes con la vaca como lo son con la soja o el trigo.
Históricamente siempre estamos acostumbrados a tener una oveja en el potrero del fondo y desde ahí nos genera rentabilidad. Imaginemos esa oveja en un negocio en contexto de rentabilidad total.
Entonces, cuando dejemos de ser tenedores de ovejas para ser productores ovinos, este negocio tiene para dar.
– ¿Sabemos cuánto cuesta hacer ese cordero?
– Esa es la pregunta que abre un montón de barreras que yo siempre hago y no recibo respuestas, salvo en algunas excepciones de alguien que ha hecho sus números. Pero si le preguntas cuánto le sale producir un ternero al destete lo sabe y si le preguntas cuánto le sale hacer una hectárea de cereal lo sabe.
Entonces, necesitamos que tengan los números del cordero porque a partir de ahí vos podés ir a pelearle al que sigue para adelante y discutir si nos está pagando poco o mucho. La verdad es que hoy no lo sabemos, hoy yo te puedo asegurar- porque por mí laburo he hecho los números- y con los 1800 y 2200 pesos que se está pagando, es económicamente rentable producir corderos.
Hay que saber qué números manejamos en el campo.
– Mostraste además una de las grandes flaquezas que es,la forma en que presentamos el producto en el supermercado o en la carnicería
– Nosotros en Nación creamos un programa que se llama Programa de Promoción del Consumo de la Carne Ovina. Se trata de un programa creado a cuatro años y justamente tuvo la intención de lo que se decía un poco acá: traspasar el sentido político que venga en un futuro.
Lo creamos este año y está hecho a cuatro años, es decir que quién venga -no importa quien- va a poder continuar con programa que ya está empezado, y es un programa de promoción para poder llegar al consumidor con esta información y con este producto que hacemos todos los que estamos acá.
Y que el consumidor urbano, el tipo que está en las grandes ciudades se encuentre con un producto versátil y que lo conozca y sepa qué hacer con él.
Este programa se llama “Cordero Argentino”. Es un programa de promoción. Estamos trabajando con varios chefs en redes sociales, dando a conocer esto que se produce en el campo argentino, acá nomás, cerquita de Buenos Aires o de Rosario, y que es un producto rentable y está al alcance del consumidor para abastecerse de proteínas. Hoy está apareciendo el ovino como una opción para toda la semana.
El programa tiende a atender esa necesidad.
– Los ejemplos están acá mismos, un poco lo qué está pasando en la Patagonia, productores asociados, la exportación y lo que pasó en Uruguay, un país con vacunación de aftosa que hoy está exportando hacia países no aftósicos.
– Sí, imagínate que están exportando hacia el país donde todos quieren entrar, Estados Unidos, por una cuestión de valores. Sin embargo, también tenemos que decir que hemos conseguido mercados nuevos para la carne ovina que no existían, como China o Japón.
Hoy tenemos en la Argentina treinta tres países de destino de exportación de carne ovina, de las cuales solamente nueve son exclusivos de Patagonia, que es zona libre de aftosa.
Todo el resto lo podemos exportar de Buenos Aires, Santa Fe o cualquier otra sean. Es decir, mercado exportador hay, no lo podemos abastecer. Ni siquiera podríamos abastecer la demanda de consumo interno.
Mucha gente decía que hay que fomentar la demanda, pero hay una demanda insostenible, no la podríamos abastecer, se necesita mucho cordero, mucho más del que se está produciendo. (Infosudoeste)


Compartir: